¿Por qué no debemos mandar noticias por Whatsapp?

Actualizado: 4 jun 2020


Photo by Rachit Tank on Unsplash

Whatsapp es una gran herramienta de comunicación. Nos permite de manera inmediata y gratuita ponernos en contacto con las personas que queremos. Ahí sucede prácticamente toda la comunicación de nuestros trabajos, nuestra vida social, nuestra vida familiar, nuestra vida romántica. Todo junto en un sólo lugar. Por esta razón nos hemos entrenado a responder de manera automática e inmediata a las notificaciones y mensajes que vienen de nuestra aplicación de mensajería. Si, silenciamos algunas cosas, pero no podemos evitar ese sentimiento que nos da al ver ese número dentro del circulito rojo.


El problema viene cuando nosotros ya no estamos en control de cuándo trabajamos, cuándo nos divertimos, y cuándo recibimos información seria y necesaria. A veces estamos trabajando y nos distraemos con mensajes de la familia y amigos. A veces estamos con la familia y amigos y nos distraemos con el trabajo. Y a veces estamos relajados y descansando y alguien nos manda una noticia que nos cambia el semblante y el estado de ánimo.


Es en momentos críticos como un desastre natural o una pandemia o una elección que todos nos sentimos con la responsabilidad de sentirnos informados, empiezan a circular noticias de todas fuentes por nuestros grupos de Whatsapp las 24hrs con la buena intención de "mantenernos informados". Sin embargo, debemos ser responsables de la carga emocional que muchas de estas noticias llevan. Muchos de estos artículos están diseñados para alarmar, y escandalizar, de esta manera es como se vuelven virales y el compartirlos es la nueva moneda del internet. Y es justo en estos momentos críticos donde más debemos cuidar nuestro nivel de estrés, nuestro nivel de ansiedad, y encontrar la manera de desconectarnos por momentos y prepararnos mentalmente cuando querramos recibir información.


Es por esto que no debemos compartir información por Whatsapp a menos que alguien nos lo solicite. La gente tiene derecho a escoger sus fuentes de información, y a escoger el momento adecuado para digerir las noticias. Especialmente si tienen una carga emocional como por lo general sucede. Es esa carga emocional la que nos invita a compartirla en listas y grupos, pero debemos aprender a respetar lo que los demás quieran consumir. Es como obligar a nuestros colegas, familiares y amigos a comer un alimento, en ese momento, sólo porque nosotros creemos que deben hacerlo. Utiliza otros medios como Twitter, o Facebook, a esos lugares la gente puede acceder cuando quiere consumir contenido, y la gente tiene la opción de seguir o no a la gente o las fuentes que le resulten interesantes, divertidas o de confianza.


Los seres humanos somos más productivos y con mayor claridad mental cuando nos concentramos en una cosa a la vez y cuando auto observamos nuestro estado de ánimo y escogemos las actividades correspondientes al mismo. Respetemos esta cualidad humana y pensemos dos veces antes de forzar información en la gente. Y si de verdad te interesa una persona siempre será mucho más sano compartir la información en una plática que a través de las palabras de alguien más.


 

Habitómano




135 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo