Observa, Acciona, Reacciona

En estos tiempos que estamos viviendo con constantes cambios a nuestro alrededor, con noticias que nos estremecen y nos llenan de emociones, lidiando con cualquiera de nuestras realidades personales, la salud y paz mental se han vuelto indispensables para poder seguir adelante.


Yo en lo personal me he preguntado en muchos momentos qué tengo que hacer. Veo no sólo en redes sino en la gente que me rodea diferentes mentalidades, puntos de vista, acciones, pero sobre todo veo a gente reaccionando efusivamente a casi todo lo que sucede. Para bien o para mal creo que estamos muy expuestos a las acciones que suceden a nuestro alrededor y por ende ponemos nuestros sentimientos en manos ajenas.


Si las acciones de los demás y los puntos de vista de los demás son válidos, correctos o incorrectos no me toca a mi decidir, pero si me toca decidir qué haré con dicha información. Llegué a la siguiente conclusión y me gustaría compartirla con ustedes.


Observa

Dentro de Habitómano hablamos mucho del proceso de observación en la creación de rutinas y creación de hábitos, que en uno mismo no debemos juzgar nuestras malas decisiones y debemos primero que nada observarlas, estudiarlas. Creo que lo mismo debemos aplicar en la creación de una nueva normalidad. Primero hay que observar, lo que hago, lo que digo, lo que siento. Lo que hacen y dicen los demás. Y llegar a mis propias conclusiones.


Acciona

Antes que seguir a los demás, tengo que decidir por mi propia convicción qué es lo que yo voy a hacer. Más allá de qué pienso, o cuál es mi conclusión sobre la información, a fin de cuentas todo se reduce a qué decido que voy a hacer con mi nueva realidad. Si hay causas que quiero apoyar decidir primero qué haré para apoyar dicha causa, antes de siquiera comunicarle al mundo que estoy a favor de una causa. Las palabras en un muro no son una acción si no son parte de un plan. Mi convicción es la que dicta mis acciones y las convicciones son personales, no sociales.


Reacciona

Es hasta que hemos pasado por un proceso de observación y hemos tomado decisiones propias de cómo vamos a accionar es cuando podemos evaluar cómo vamos a reaccionar a las similitudes o discrepancias de opinión y acción de los demás. Indudablemente nos encontraremos en situaciones donde los demás no piensen como nosotros o las acciones que hayan decidido realizar sean diferentes a las que nosotros elegimos. Debemos pre-meditar cómo vamos a comportarnos antes dichas situaciones y cómo vamos a reaccionar. Entendiendo que las acciones de los demás no tienen por qué cambiar mis convicciones y mis reacciones.


Creo que cuando más vulnerable me he sentido ante los demás es cuando empiezo por la reacción. Cuando hay información o actitudes que me hacen reaccionar impulsivamente sin siquiera haber meditado qué voy a hacer, decir. Estamos a punto de enfrentarnos a un mundo nuevo donde todos estamos descubriendo cómo navegarlo. Tómalo con calma, primero estás tú. Te deseo un excelente proceso y estamos aquí para lo que necesites.


Habitómano




244 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo